Escribir

Dejé de escribir cuando sufría, para no hacerlo contagioso.
Dejé de escribir cuando no vivía, y tampoco dormía.
Dejé de escribir cuando abandoné la esperanza, que ya no me seguía.
Y dejé de escribir lo que a nadie importaba, y solo quería morir.
Todo lo perdí. La memoria de lo imprescindible, sobrevivir. Las necesidades innegables, respirar me costaba. La ambición, la competencia, la habilidad, la fuerza, la destreza, el interés por algo, cualquier cosa, también lo perdí. Las rutinas saludables, el cuidado propio, las amistades, las aficiones, los sueños, la felicidad.

Escuchaba conversaciones, apenas susurros, ruidos inesperados, aún estando solo. Cada vez más solo. 

Soñaba despierto cada noche, una y otra vez con detalle mis fracasos en bucle infinito.

Cada vez mas medicado, la tensión disparada, en guerra conmigo mismo, a medio riñón de intoxicarme, vomitando lo que no comí, con menos salud, viviendo la coplilla de Veneno “Por favor doctor, Recéteme Vd. un sedante que me quite la velocidad que cogí con lo de antes.” 

Escuchando consejos amigos, la medicación te ayuda, pero tan solo tú podrás curarte.

Y si de mi depende, se hace difícil, pero mi interés esta en cómo puede uno esfumarse, hacerse invisible, desaparecer. 

Y así dejé de escribir. 

Y de ser. 

Ahora ando refugiado detrás de una sonrisa eterna. Esperando que nada pase, como así ocurre. 

Se ha derrumbado mi mundo, que tanto esfuerzo me costo construir, y de los que solo un montón de escombros dan cuenta de lo que fue. 

Más nada de recuerdo dejo atrás, ni merece la pena. Tampoco arreglé el mundo como en mis sueños, ni conseguí que la gente fuera más feliz. Solo repartí algo de dignidad.

Todo lo perdí, y me olvidé. 

Dejé de escribir. Y así es como dejé de existir. En un mundo al que no pertenezco.

Si dejara de sentir estaré cerca de morir. …que para lo que hay…

8 comentarios sobre “Escribir

      1. Lo realmente bonito es como piensas
        Escribir es una habilidad de expresar y comunicarte. Lo dejas ahí, escrito, para que otros se reconozcan o discrepen.
        A veces no deseas expresar tanto dolor íntimo, por pudor o agotamiento. O simplemente por ser inútil.

        Gracias por tus palabras.

        Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s