Sorry

Siento las lágrimas, 
siento los versos. 
Torcidos los sentimientos, 
atravesados los colores 
de este universo 
de desamores

Lo siento

Siento los males 
y los reflejos imperfectos 
absurdos los errores 
que invadieron 
los espacios 
del respeto

Lo siento 

No existen espacios 
opacos ,oscuros 
Escondites con secretos 
Todo es transparente 
nítido y claro 
Solo respeto

Lo siento

Por no sentir 
si solo siento 
Cariño y agradecimiento. 
Debajo de esto 
no hay nada 
que no puedas verlo.

Lo siento

Cerrado

Una año más cerrando capítulos,  
cerrando postigos del cuarto querido.  
Dejando las llaves en el alféizar  
Preguntando si sabes dónde iras 

Un año distinto que sabe a nuevo 
Con aire cansado, parece un final. 
Despedidas sin drama, sin lágrimas 
Con calma y decoro, sin dudas

Que igual te llenan el alma 
con su locura y su despliegue  
sin fin, que el viento vuela 
despacio, deprisa, según.

Un horizonte lejano, azul,  
verde abeto en las lomas,  
empinado hasta el cielo despejado, 
prados y silencio que te dejan en Babia. 

Eres parte de mi, y tú  
necesidad es la mía  
Hasta siempre, vida. 
El día comienza, sin fin.

Todo empezó 
con un beso.
...
Porque siempre en eso
se nos va la vida
Y te queda solo amor...
y soledad

Merezco

No te merezco, 
Vida. 
No te merezco. 
Alguna decisión  
he de tomar  
sobre esto. 

Perdí la fuerza, 
el entusiasmo, 
no el fuego. 
Y las cosas 
van dando vueltas  
aquí dentro.

Presumo de energía, 
que no tengo. 
De paz que busco, 
y no encuentro. 
Algo he de hacer  
sobre esto. 

He conocido 
una puerta oscura, 
un camino recto. 
Oigo llorar 
a quien quiero. 
Lo siento, 
no puedo. 

No te merezco, 
Vida. 
No te merezco. 
La decisión está. 
Solo esperar 
el instante correcto. 

A qué sabes

¿A qué sabe la soledad? 
A dulce y amargura 
Beso del dragón 
quemando la sonrisa. 

¿Donde vuela tu cabeza? 
Lejos, en otro tiempo, 
ni pasado, ni futuro, 
ni presente, ni oscuro. 

Sentir, viajar sin rumbo. 
Dentro de tu mundo 
no hay ya nada. 
La luz apagada. 

Vienen a visitarme, 
nunca los quise conmigo. 
Figuras blancas sin rostro. 
Sueños interrumpidos. 

Sin fuerzas para rendirme. 
A un impulso de escapar. 
Paralizado observo 
como pasa mi vida. 

Y una lágrima sentida 
escapa mejilla abajo. 
Las manos ardientes 
y un abismo a mi lado. 

¿Que hago? 
Mientras pierdo el tiempo escaso
mirando fijo el fondo 
infinito de la oscuridad. 

Ese frío 
es la soledad

The dream is gone

Ahora sé, en este Julio, 
que el “sueño” terminó. 
Solo el calor y el viento
 fresco de la noche 
junto a la playa, 
queda para siempre 
en mi memoria. 

Ya olvidé los últimos 
momentos angustiosos, 
tiempos desesperados, 
con tanto sufrimiento, 
que no sentía la vida. 
Ahora solo queda 
tristeza infinita, 

y el miedo inevitable 
a la soledad absoluta. 

No se como acabará esto 
no se como despedirme. 
No se como acabar 
y deshacer mi alma 
en el infinito aire 
del cielo azul.
No se como acabará 
no se despedirme. 
No se como acabar 
y deshacer mi alma 
en el aire infinito 
del cielo azul. 

II don't know how it will end 
I don't know how to say goodbye 
I don't know how to finish 
and undo my soul 
in the infinite air 
of the blue sky. 

Abuelo

Bienvenido Mateo

Ser abuelo es un hito vital distinto y especial.
Creo que desenrosca y deja abierto un tarro de sensibilidad guardado bien adentro, que descubrimos con sorpresa en el instante en que tenemos delante esa carita y en brazos ese pequeño cuerpecito tan tierno y tan vivo.
Siempre lo he sentido así, con fuerza.
Hoy lo escribí a mi buen amigo Carlos, con su primer nieto.
Él sentimiento es grandísimo. Solo superado, eso si, por el de ser ABUELA.


Felicidades familia.

Con todo mi cariño, bienvenido Mateo.

Desquiciado

Así ando. 
Desquiciado. 
Empeñado en callar, 
en hacerme daño. 
Sin sangrar, 
encharcado el corazón 
de venenos únicos 
para destruir 
lo que queda de mi. 

Encerrado en mi cabeza 
un solo pensamiento: 
Imposible. 
Y discutiendo para mi solo 
un sueño 
no cumplido. 
Un sueño
de amor perdido.

Ahora, ahora, 
susurro en silencio, 
rompiendo el viento 
suave del amanecer
recién encendido 
El cielo de rojo 
y amarillo 
alumbrando con su brillo 
este mar azul, azul.

No hay para todo

Cuando, a pesar de tus esfuerzos, no tienes para todos. Tú capacidad de dar es limitada, y tú corazón no entiende de medidas.
Pero el tiempo, siempre el tiempo, es extremadamente finito.
Casi transparente y endeble. Y te parte tus planes y tus deseos en trozos, alejando algunos fuera de tu alcance.
Que frustrante, cuando lo has tenido ahí, a la vista, a la mano. Y ahora te tienes que conformar con una pequeña parte de tus sueños. 
El tiempo no te deja, casi, ni elegir. Todo pasa tan rápido, sin pausa, que tienes que atrapar algún pedazo antes de quedarte pasmado y perderlos a todos. 
Y es que es implacable. Hay tiempo para todo. Y un tiempo para cada cosa. Pero esta simpleza es simplemente imposible. Porque no hay tiempo que atrape lo que cabe en el corazón, sin razón ni medida.
Y cuando decidiste qué, se te pasó el tiempo, ese sueño se convirtió en pesadilla.
Hace tiempo que decidí no parar. Coger todo lo que pudiera, disfrutar de todo lo que estuviera en mi cabeza, sin darme cuenta que todo no cabe en MI TIEMPO. 
Pero la decisión está tomada sin vuelta atrás. Es un no parar.
Así ando extenuado, sonriente, dolorido y feliz … a medias. 

Atrapado en Julio

Atrapado en julio 
en una jungla 
de recuerdos y sensaciones. 

En olores y abrazos 
que saben a mucho. 
Amor.

Atrapado en mil historias 
que mantienen paralizado
el deseo y la desesperación.

Parapetado detrás 
de una hoja de papel, 
refugio solitario.

Fugado en humo y viento 
detrás de un viaje 
de sueño y fuego. 

Ruta amada 
descubierta al amanecer 
llena de curvas. 

Huyendo de nadie, 
quizás solo de mi. 
Y de tu ausencia.