Juramento

Por todas las veces que amé 
a corazón despierto. 
Despachando amor 
y recibiendo todo, o nada.

Por todas las veces que no. 
Que renuncié llorando, 
y, de todas las maneras, 
fue lo mejor para los dos. 

Por la infinidad de veces 
que se me escapó, 
que no reparé. 
Y seguí mi camino, incansable. 

Os juro por mi conciencia, 
que sin amor 
no hay existencia. 
Que se vive muriendo de amor. 

Sentenciado por la flor 
que desojando pétalos 
despejaba dudas. 
Y decidió esperar el último beso.

Anhelo con devoción 
encontrarlo nuevamente, 
contenida la respiración, 
antes que llegue la muerte. 

Niégame un beso. 
Porque siempre de eso 
se nos va la vida. 
Y te queda solo amor. ... y soledad

Luna de hambre

Ya nadie me quiere aquí  
Cada vez me reúno  
solo conmigo enfrente. 
Esos días de multitudes  
escaparon por la ventana  
abierta del olvido. 

Y ahora cocino  
las alegrías y las penas  
en estricta confianza 
solo contigo, luna  
Ya nadie me quiere 
sin condiciones 
como tú me querías 
Ya nadie me quiere 
de ti 
Sin ti

Perdóname 
No fui capaz de aprender  
como tú me querías  
Y andando al revés 
solo alejaba la mano  
que me tendías 
para decirme adiós  
No te vayas 
Vida mía 
 No sin mi 
Amor

Hoy soñé

Hoy soñé que invadías mi espacio 
Ese donde cabe un abrazo 
Y todo pasa despacio 
Hasta que desperté. 

Una sonrisa en los labios 
Los ojos abiertos de par en par 
Las manos incrédulas acarician tu cara 
El corazón latiendo con fuerza por salir. 

Hoy soñé que venías a visitarme 
Amor 
Pero solo fue un instante 
Hasta que desperté 

Sencillamente

Todo es ahora sencillamente complicado. Como siempre. 

Ha habido momentos que parecieron más difíciles y fueron sencillos. Retos imposibles que pasamos sin dudar. 

Las paredes de este laberinto tienen esquinas con salida. Todo parece volver a empezar. 

No puede faltar el impulso ese irrefrenable, que te hace continuar. Le llamamos oportunidad. 

Y siempre tiene razones que no entendemos, pero enciende la ilusión. No sé más. 

Me encantaría ayudar, y estoy aquí sin fuerzas, me digo una y otra vez, de forma cansina, mientras derrocho energía en lamentar. 

Todo es ahora sencillamente complicado. Como siempre. 

Se trata de volver a empezar

Como cada día

Como cada día, este viene lleno de luz, de miles de cosas donde mirar con curiosidad, donde aprender.

Gestos que descubrir, personas que se cruzan delante de mi. El cielo, completo, lleno cada día distinto. Y respirar.

Excitante la sorpresa escondida en cualquier minuto del día. Y las personas, todas, algunas conocidas; otras por descubrir. 

Los colores, inmensa la gama de colores que estimulan, con sus matices y sus sombras.

Los aromas, cada día distintos, reconocibles los de casa o los de la infancia.

La música aparentemente monótona, que va ajustando su ritmo a cada hora, compartiendo el viento a través de los árboles, las voces de los vecinos recién llegados, los pájaros que acuden en pareja a saltitos en el alféizar, el fuerte soplido de los aviones del aeropuerto cercano. Y el silencio.

En una aparente quietud, ves crecer a los pequeños. Mientras, tú espejo mágico te sigue mintiendo cada día, y te ves igual.


Todo lo hecho de menos cada día, para disfrutarlos cada vez, al siguiente. Y cada vez irrepetible. 

Y el futuro, ¿Como perdérselo, si es mañana?

Si te miro

Se que si te miro 
de forma abierta, 
con la mirada limpia, directa, 
al fondo de tus ojos, 
veo prendida 
en los tuyos 
una pequeña
llama de amor. 

Se que si encuentro 
ese momento para ti, 
de franqueza, 
a corazón abierto, 
bajo el cielo de estrellas, 
cruzando de frente tu mirada, 
sin escondernos, 
volaré a Marte.

Y en un abrazo, que anhelo, correspondido, 
sereno y eterno, 
volveré a encontrarte a mi lado.
Las manos entrelazadas. 
El horizonte por delante, 
y la luna llena brillando, 
Loca de amor. 

Y mientras, 
el tiempo pasa despacio.
La Luna se esconde
en la sombra. 
El cielo se llena de nubes. 
El alma se asusta. Y entonces, 
las lágrimas recorren la cara. 
Las dudas se hacen enormes. 

Cierro los ojos,
y bajo los párpados 
te sigo soñando, 
tan cerca, tan lejos,
Tus manos apartan la mirada,
espantan el miedo y las dudas, 
para no hacerme daño. 
El corazón totalmente entregado, se para.

No puedo, 
no quiero olvidarte. 
Será una locura, pero
ser feliz es un forma
de andar el camino
que me lleve 
de nuevo a tus ojos
Amor.