Lo tenemos

Que esto que tenemos 
es perecedero 
y hermoso. 
Es amor perezoso. 

No quiero perderlo, 
ahora 
que está ardiendo tanto 
mi corazón. 

Acércame tu cara,  
que vea de frente 
los labios 
que quiero besar. 

Esta droga maravillosa, 
que es mirarte 
sin parar 
mientras te alejas. 

Un suspiro profundo. 
Cierro los ojos. 
Saboreo lentamente 
tus manos en mi sien. 

Amor, amor.  
¿Donde estás? 
Ven a mi 
Te quiero aquí. 

Estrella de mar

  


La Estrella de mar 
vi en el cielo. 
El árbol grande 
creció en el fondo del agua. 
Los peces voladores 
conquistando el aire,  
y niños caídos del árbol 
aparecen en mi playa. 

Todo patas abajo 
menos el escarabajo 
que vive en mi barriga 
Y me castiga despacio. 

Me quieres 
y me dejas, confundida. 
Nos volvemos locos 
de alejarnos apenas nos vemos, 
en pleno infierno de frío, 
derretimos el fuego, 
encendimos el hielo, 
veneno de amor. 

Todo patas abajo 
menos el escarabajo 
que vive en mi barriga 
Y me castiga despacio. 

Mirando sin parar 
despacio, con prisas, 
mientras la brisa 
te borra la cara, 
reflejo en el cielo 
de la luna del mar 
con tu lunar oscuro 
en la espalda. 

Todo patas abajo 
menos el escarabajo 
que vive en mi barriga 
Y me castiga despacio. 

NADA…

Hoy quiero encontrar un sitio 
alejado de mí mismo, 
tan distante que imposible 
acordarme de este abismo. 

Y en mitad de la tormenta 
nadar sin parar de espalda 
sin saber que en esa línea
no voy a encontrar ya nada.

Nada. Nada.
Nada. 
Nada.

La luz cada vez más tenue 
ilumina mi camino, 
como si fuera de día, 
a encontrarme mi destino.

Estar parado frente al mar 
mirándote 
mientras el mundo gira,
en un abrazo fundido. Y ...

Nada. Nada. 
Nada. 
Nada. 
... sola la guitarra, dormida.

Borrachos de oscuridad

Así quedamos sin más, 
borrachos de oscuridad, 
vestidos para nada, 
sin tiempo para huir, 
bienvenida la madrugada. 

Mil besos pendientes, 
y más abrazos que sientes 
no haber disparado 
en ese momento 
que te tenia delante. 

Tan ciego que no vi, 
tan necio que llore 
por no adivinar 
el final feliz. 

Estaré 
donde se pone la luna, 
junto a la esquina 
del árbol aquel 
donde juré 
que te quería. 

Un granito de arena 
se me perdió en la playa. 
Y solo a mi me importa, 
si no estás allí, 
mi reina de sal. 

Abrazos

Estaba pensando en esto de las fases de desconfinamiento y los comportamientos, y los deseos derivados. 
Y si seguimos las pautas de post COVID19 en las fases de desescalada, que, como sabéis, se producen por avalancha (sacamos al perro 6 veces al día, multitudes paseando, todos haciendo deporte, agotadas las reservas de mesas en bares, etc..), cuando nos dejen, te sorprenderás abrazando a gente que ni conoces.

Free Hugs 
Como en las bodas. 

Perdone que le escriba



Amapolas

Si solo quieres llorar,  
mira ese campo de amapolas,  
mira la abejas volar.  
Quédate mudo y respira.  
Al lado verás reír  
un millón de margaritas.  
El sol de frente te llevará  
calor a tus mejillas.  
La Primavera llegó.  
Mi mano abierta te espera.  
Y mi corazón abierto  
... te espera,  
... te espera, 
... te espera.  
Amor 

Juramento

Por todas las veces que amé 
a corazón despierto. 
Despachando amor 
y recibiendo todo, o nada.

Por todas las veces que no. 
Que renuncié llorando, 
y, de todas las maneras, 
fue lo mejor para los dos. 

Por la infinidad de veces 
que se me escapó, 
que no reparé. 
Y seguí mi camino, incansable. 

Os juro por mi conciencia, 
que sin amor 
no hay existencia. 
Que se vive muriendo de amor. 

Sentenciado por la flor 
que desojando pétalos 
despejaba dudas. 
Y decidió esperar el último beso.

Anhelo con devoción 
encontrarlo nuevamente, 
contenida la respiración, 
antes que llegue la muerte. 

Niégame un beso. 
Porque siempre de eso 
se nos va la vida. 
Y te queda solo amor. ... y soledad

Luna de hambre

Ya nadie me quiere aquí  
Cada vez me reúno  
solo conmigo enfrente. 
Esos días de multitudes  
escaparon por la ventana  
abierta del olvido. 

Y ahora cocino  
las alegrías y las penas  
en estricta confianza 
solo contigo, luna  
Ya nadie me quiere 
sin condiciones 
como tú me querías 
Ya nadie me quiere 
de ti 
Sin ti

Perdóname 
No fui capaz de aprender  
como tú me querías  
Y andando al revés 
solo alejaba la mano  
que me tendías 
para decirme adiós  
No te vayas 
Vida mía 
 No sin mi 
Amor

Hoy soñé

Hoy soñé que invadías mi espacio 
Ese donde cabe un abrazo 
Y todo pasa despacio 
Hasta que desperté. 

Una sonrisa en los labios 
Los ojos abiertos de par en par 
Las manos incrédulas acarician tu cara 
El corazón latiendo con fuerza por salir. 

Hoy soñé que venías a visitarme 
Amor 
Pero solo fue un instante 
Hasta que desperté