Estoy

Estoy dispuesto. 
Creo que ha llegado el momento. 
Y, a partir de ahora, 
a pensar en la siguiente aventura. 

No será sonada, 
ni la contaré cada día en la ventana. 
Discretamente, haré mutis.  
Y hasta siempre, afortunada. 

Sí será repentino. 
Las despedidas, si breves,  
mejor las olvidas.  
Un abrazo fuerte, si quieres.  

Y, mientras, 
el pulso acelerado.  
La ilusión intacta.  
Empiezo otra vida de gato.

Género_no_si_das

No está de moda ser generoso. 
Aquí importa más ganar.  
  No por deporte. 
  Me refiero a ganar sin esfuerzo,  
    a ser posible.  
Lo importante es ganar.  
  Participar para perder, es de tontos. 
No he venido hasta aquí para sufrir.   
Si ganas con ventaja, será más fácil.  
  Engañar es parte del juego.   
  Más tonto él, que se dejó engañar.  
La vida es para jóvenes, listos y guapos.  
  Los demás a llorar, que se perdió el tete.   
Cada cual que piense en lo suyo, y lo pelée.   
  No voy a ayudar a nadie.  
  Y si alguien me ayuda,   
     gracias por el regalo.  
  Pero yo no te lo pedí.   
La vida es intensa.  
  Si te quedas atrás, a mi no me vales.  
Yo no estudié y he llegado hasta aquí.  
  Leer es de idiotas.  
  Cuéntamelo y rapidito, que me aburres.  
Mis colegas están conmigo por interés.  
 El que deja de venir, se lo pierde.   

Está feo lo que dices.  
  Pero es lo que hay.   
Gimnasio, peluquería, tatoo,   
    redes sociales, tv.   

“Dios nos libre del dinero.   
    Teniendo, teniendo, teniéndolo. 
    ”La Rosalía
Genero_no_si_das

Felicidad

Allí donde el cielo y el mar 
se confunden. 
Allí donde el horizonte no es frontera,  
siempre me espera 
tu sonrisa infinita. 

Deja que la imaginación 
te lleve con ella, 
a viajar a la felicidad, 
y camina junto a su estrella.

La playa al amanecer 
es vuestro paraíso.  
No es un adiós,
es un aviso. 

Todo el tiempo nos llena. 
No pares de andar. 
La vida no espera.
Sal a su búsqueda. 
No pierdas su estela.

Se cruzaron los cables

8 minutos duró el viaje del satélite Ingenio a bordo del cohete Vega.
No pudo llegar a entrar en la órbita fotográfica que planeaba, a pesar de salir feliz de la Guayana Francesa con la dirección muy bien apuntá. 

Pero a alguien se le cruzaron los cables, y sin poder hacer nada se desvió de su trayectoria, desapareciendo, al parecer, hacia una lugar deshabitado.
Fin bastante poético, si no fuera porque se perdieron con él diez años de dedicación intensa y 200 millones de euros. 

Y para terminar el cuento, a alguien también se le olvidó asegurarlo, “menos mal”, dicen las aseguradoras, y al fin todo está perdido. 

Segundo intento fallido. Menudo 2020. Solo queda celebrar el año nuevo.  Aunque no hay dos sin tres…

Perdimos el Ingenio por un fallo humano de cables cruzados en el módulo ucraniano del Vega francés.
Para que luego digan que la chapuza es solo española. 

Es lo que tenemos.  Nos conformamos.

Perdonen que les escriba.

Piensa un deseo

En una tarde fría, 
sentado solo, frente a ti. 
Piensa un deseo
Y rompe con él al instante. 

Cuanto más lo piensas, 
mas lo deseas. 
Más crece tu anhelo, 
pero no puede ser.

Miras al cielo
por ver una estrella fugaz 
Enciendes velas 
que luego tengas que apagar. 

Está en tu cabeza
y no dejas de pensar. 
Es solo un deseo... 
y no se cumplirá. O si. 

A tan solo …

A tan solo 
una 
primavera de ti. 

Una distancia 
suficiente 
para sufrir, para vivir.

Si no llegó 
aún 
el invierno. 

Si nos esperas 
sin encender 
el fuego, el miedo. 

Todo 
tiene que pasar 
intenso. 

Y si lo pienso, 
estás 
en cada lugar, amor.

Des (todo) controlado

Once once, veinte veinte. 
Corre, corre, que se siente. 
Mira, mira, a la gente  
Cierra, cierra que caliente. 
Dame, dame de tu fuente. 
Vete, vete de mi mente. 
Huye, huye la serpiente. 
Abre la puerta que entre. 

Calor, sabor, confort  ... error. 
Viene siempre por la calle
y nunca le ve nadie. 
Es cazadora furtiva,  
del amor mi enemiga. 
Y no sale de mi cabeza. 
La miro con extrañeza. 
Castigo el del silencio 

durante todo el invierno, 
sueño, sueño, sueño. 
Y no debo. 
Y quiero. 
Y solo ruego 

un rato, barato. 
Un café y una sonrisa. 
Deja que vea tu camisa. 
Quitate el velo 
un instante 

que me muero
por tu besos. 
Y siempre de eso 
se muere de amor.  
Infierno y cielo.

Inspirado en C.Tangana “Tu me dejaste de querer”

Escucha

Dolor baby

El dolor es una fuerza incontrolada con capacidad para arruinarte desde un instante hasta la misma vida.
Puede hacerte cambiar el carácter afable por uno mucho peor, sin duda.
Es capaz de anular la simpatía, el decoro, la decencia, la amargura, el odio y el amor, la tristeza y la alegría, la memoria, el intelecto, la paciencia,… todo.
En los rankings de sufrimiento puede que el dolor esté arriba del todo liderando.

Y, por causas de educación, religiosas o yo que se idiotez supina, nos empeñamos en “superar” y “ofrecer” el dolor, siendo una carga con la que nunca podemos.

Cuando sentimos un dolor extremo, por ejemplo en un accidente o una caída, el cerebro actúa rápido, desconectando y haciendo perder el conocimiento.
Porque el dolor no tiene fin, y hay un umbral del dolor que, cuando lo pasas, es el infierno.

Pues a pesar de todo esto y más, que significa el dolor, estamos empeñados en soportarlo a pelo, sin ayuda. Cuando, desde la noche de los tiempos hasta la actualidad, ayudar a soportarlo, es una disciplina que se ha desarrollado infinitamente y que tiene un coste real ínfimo.
Me refiero a la analgesia.
No estoy empujando a nadie a automedicarse ni nada por el estilo. Solo digo que acudamos al médico y solicitemos que nos ayude con el dolor siempre.
El sufrimiento por dolor es completamente absurdo, inútil, estéril y evitable. 

NO SOPORTES EL DOLOR
Sean felices.

Perdonen que les escriba.