Aprender

La vida te enseña poco a poco, sin prisas. Y vas acumulando experiencia.
También te enseña a desprenderte de lo que ya no es el presente, que no es imprescindible para defenderte. 
Así las cosas, empiezas a despejar tu horizonte cercano para que nada te impida seguir viendo el horizonte.
Solo que, a veces sin querer, nos aparece la memoria. Y pierdes un ratito en eso, aparentemente anclado, pero el tiempo pasa incansable, y la vida se desliza siempre entre los dedos de las manos, y se escapa cuesta abajo hacia el pasado. 
Amanece un nuevo día precioso, el tiempo escaso, y la oportunidad de una nueva sonrisa que no debemos despreciar. 
Feliz día 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s