Rocamar

Otra vez en Rocamar 
Siento haberte hecho tanto daño
Después de darte tanto,
mi amor
De darte todo lo que tenía 
Sin reservas 
Ahora que ya no me queda
Nada
Solo amor
Otra vez
decimos adiós 

 Me he esforzado tanto
He vaciado mis reservas
He agotado mis fuerzas,
Sin pudor
He reído y llorado
Sin medida
Ahora ya no me queda 
Nada 
Solo amor 
Otra vez
decimos adiós 

Pedí una nueva oportunidad
Proponiendo nuevos planes
Para siempre 
La última 
Me miras asustada y frágil 
No sabes negarte 
En tus ojos brillantes
Veo mi certeza
Y tus dudas
Otra vez, amor
Nos decimos adiós 

Espera

Espera 
Dulce y eterna
Espero que llegues pronto
Y que el final sea corto
Llegaremos a un acuerdo
Que nos valga a los dos

Hasta aquí llegue con esto
Pero a ti te queda mucho
Que ahora empieza
la mejor de las fiestas 
en la terraza junto a la piscina
Los mejores amigos 
rodeando tu persona

Y la brisa suave
Que acaricia fresca
tu cara resplandeciente
Sentada en la hamaca,
mientras miras al mar.

Te vi

Ayer, cuando bajaba de la casa del campo, en mitad del azud de Aljaima, que ahora está mas lleno de lo habitual en estas fechas, te vi. Tomaste la forma de esfera de luz. Con texturas de flor del cardo, brillante. Tenias un buen tamaño. Imposible no verte mientras enlazaba las curvas de la carreterita que me llevaba de vuelta.

Estos días de mitad de verano noto tu presencia con mas fuerza. Esa sombra que pasa rápida a mi lado. Ese leve chasquido detrás de mi. No me asusta, es que me inquieta sentirte tan cerca y no poder mirarte de frente, con calma, a conciencia. Tengo tantas cosas que contarte, tanto que decirte. Quizás una mirada larga, sostenida, sería suficiente. Y es que veo tantas cosas, el mundo en la mirada, que quiero contar, compartir. Hay tantos mundos como miradas. Tantas miradas como personas diferentes. Solo pararse un minuto y mirar.

Y viniste. Nos sentamos ya de noche, buscando el fresco imposible este verano. Y hablamos relajados, despacio. Me diste tu paciencia, tu confianza, tu mano generosa y dulce. Con la brisa fresquita ya de la noche vino el abrazo sanador. Me desnudaste el alma un poco más. 

Me gusta tanto tener ese minuto contigo, y compartir, amor

Silencio

No sé si mi silencio te libera 
 Si la distancia que me impongo
te aleja más de mi,
y quisiera estar tan cerca
que este infierno no me deja
vivir sin morir
cada minuto de pena

Bebí a ciegas
Cené a oscuras
Lloré a solas
En mi jardín de olas
Con la luna llena

Y cuando mas te necesito
Mas te alejas sin querer
Este tiempo terminó
A oscuras, tu ya no me ves 
Y yo...?
Yo muero de amor

Slow dancing

Una tarde_noche como esta de un día como hoy, hace cuatro años, apurando los momentos, como siempre. En una habitación pequeña de uso individual, entablamos una conversación larga y pausada. Un pedacito sería así:

Hoy mi tiempo se acabo 
Se que hasta aquí pude llegar
No se lo que vendrá 
Déjame abrazarte
Vamos a bailar despacio

No estés triste por mi
La vida tiene que continuar
Es lo mejor que nos pasó 
Cuídala, por favor
Es el tesoro que te voy a dejar

Se feliz, mi amor. Se feliz
No dejes de reír 
Y de hacer feliz 
Es tu mejor cara
No pares de bailar despacio.

Y así... slow dancing.
https://youtu.be/LuqdaBA0gmE

Luna

Noche de verano 
de luna llena 
Mirar tu reflejo 
en el espejo brillante
de mi jardín de olas

Que pena mi vida 
que no te venga
ese pellizco de amor
Que ya no vea
el brillo en tus ojos

Y solo quiero
un beso
Y que un golpe de mar
me lleve lejos
donde estás tú 

Noche de verano
de luna llena
Que pena mi vida
solo quiero un beso  
Porque solo de eso
Vive mi amor

Beso de luna
Que pena mi amor
Y que un golpe de mar
me lleve despacio
donde vives tú
 a soñar