Nunca tuyo

No metas nunca la cabeza donde nadie te llama,
Nunca sucumbas a la curiosidad.
No sobrevalores tu ayuda.
Si no te la pidieron, no la necesitan.
Quédate a mirar lo que pasará.
Quédate a esperar sin decir nada.
Baja la escalera despacio, planta a planta.
Escucha y aprende. Y deja pasar la que pasa por la acera de enfrente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s