Efecto lluvia

Qué raro pensar la lluvia en verano. 
Sentir el deseo de mojarte a cielo abierto. 
De lavar el alma sutilmente, 
mirando arriba mientras caen gotas de agua 
en tu cara, en tu pelo, sintiendo que te empapa. 

… al andar

Y andar el camino buscando charcos de agua 
para pisarla, pisarla fuerte y que salpique. 
Y cada pierna fría mojada, sin preocuparte, 
sin prisas por volver a ponerte a salvo. 
A salvo de la reprimenda del sensato. 

… soñar 

Soñar con tus manos en mi espalda, 
salvando tu espacio, sin invadir la frontera, 
oler y oír tus besos, en el aire húmedo 
a cada lado del camino, en la misma dirección 
a ningún sitio, esperando ver caer el sol. 

… despacio

Y despacio ver pasar el día, a toda velocidad, 
atravesar el universo pequeño de un espacio
enorme, sin límite, todo imaginado en verde
y azul, columpiado en la calma del viento, 
que empuja y para, confundiendo lágrimas 

… y lluvia. 

Y lluvia. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s