Sueño luna

A veces sueño con la luna, y río. 
Sueño que duermo contigo, 
con la venta abierta, 
mirándote fijo. 

Sueño con alegres conversaciones, 
con momentos de silencio. 
Y risas. 

Sueño con una delicada caricia, 
con un beso de amor. 
Sin prisas. 

Nota de tu lado

Me voy de tu lado y el único que se ha enterado es él.
Es una viaje sin vuelta. Un salto sin cuerda de seguridad. 
En el primer intento fallido, la Salud se resintió.
Pero la cogimos a tiempo. Fue el resultado de un abuso considerable, que me trajo de vuelta a casa. 
Ahora ya no tiene vuelta atrás. He ajustado el equipaje, el alcance de cada paso; me he empeñado en aprender las rutinas necesarias, los deberes de cada día, que me alejarán de casa. 

Me voy a tu encuentro. Y siento un estruendo dentro de mi corazón, como si estuviera saliendo de la atmósfera cercana en dirección al infinito.

He repasado los mapas y los tracks. Cada vez los veo más difusos e imprecisos. El único que necesito es pisar el terreno y aventurar la dirección. No voy a mirar más el recorrido, interminable e inalcanzable.
No hace falta razón, sino empeño, y lanzarse de una vez a hacerlo. 

Es cruel abandonar todo detrás de ti, con lo mucho que costo levantarlo. Pero siento que ya no me pertenece ese tiempo. Es mejor liberar el espacio que ocupo y darle tiempo al tiempo. 

Les hecho de menos y aún estoy aquí. No puedo nombrarlos en silencio, en mi cabeza, sin lágrimas y anhelos. Los quiero hasta doler.
Este es su momento. 
Adiós, suave y despacio, sin hacer ruido, sin lamentos. 
Desprenderse está siendo lo más duro. Ya no hay tiempo, ni dudas. Es el momento.
Besos. 

No me dió tiempo

Teníamos tantas ganas y hacia tanto, que para ponernos al día, empleamos todo el tiempo. 

Risas, nervios, la familia, el trabajo, la salud y los amigos, las cosas de casa, … Y no me dio tiempo a preguntar por tu corazón, mi amiga del alma. 

Se nos pasó entera la tarde en las cosas primeras, que eran muchas, y las importantes las dejamos atrás.
Dan ganas de volver y estar un rato más. Pero me temo que quizás no habrá otra oportunidad. 

Las dudas y el miedo a romper ese vaso de cristal en el que guardamos todo el peso del cariño, nos hace abandonar la idea. 

Poner distancia y calmar. Una vez más. 
Un “hasta siempre”. Un “sabes que te de quiero” a media vuelta cuando te vas.
Un último beso volado a cinco metros, antes de que se cierre la puerta detrás de ti. 
Otro “hasta siempre”, es el final. 

Y no me dio tiempo …



#abuelinoencamino

Donativo para llegar a Santiago Si quieres, ¿me puedes ayudar?

1,00 €

Por si acaso

Por si no vuelvo, por si no puedo volver, haz como si nunca me hubiera ido. 
Estoy convencido de la causa, pero no se cuando vino la pausa, y seguí como si nada, a mi manera.

Tengo ganas de terminar con esto, de veras. 
Las despedidas mejor si son como un parpadeo, pero sin miedo, que es para siempre, y eso es muchísimo. 

Todo este tiempo siento presente la ausencia, tan real e infinita como tocar una estrella cada noche para sentir tu latido vivo. 
Y digo, por si acaso: no se cuanto más durará lo nuestro, pero mi amor será para siempre. Allí estaré para ti, mi cielo, cosido directo a tu corazón. Bordado en oro y fuego. Te quiero.



#abuelinoencamino

Donativo para llegar a Santiago Si quieres, me puedes ayudar

1,00 €


No vas a volver, amor

Ese verano me costó mucho esperar con paciencia la oportunidad para juntarnos por última vez en torno a ella. 
Lo intenté varias veces sin conseguirlo.
Después me enfadé. Y no esperé más. 

Fue la primera vez que me enfrenté a la nueva realidad: la familia sin ella no era nada.

Y así fue. Ni siquiera su memoria, ni mis intentos insistentes y patéticos por recordarla en todas las conversaciones, relatando anécdotas y recuerdos continuamente, salvaron la familia, que se partió en pedazos, y perdió la esencia y la calma, que era ese pegamento que solo ella aportaba con su magia. 

Lo supe, cuando aquella madrugada subía a su casa por el camino retorcido de piedras y pencas, solo, completamente solo, a oscuras, con el corazón a pedazos, y la urna con sus cenizas cogida con todo el cariño entre mis brazos. Lo supe mientras derramaba sus restos por la finca, como me dijo. Aquí un poquito debajo del algarrobo donde juegan mis niñas; allí otro poco para veros de frente cuando estéis juntos; aquí entre las piedras y los lirios que siempre florecen. Pero no se lo digas a nadie.

Lo supe cuando, después, ese mismo día bajé solo, completamente solo, a nuestra playa frente a casa; y entre lágrimas inconsolables, cuando apenas amanecía, sumergí las últimas cenizas en el agua, y una danza de olas pequeñitas me ayudaron a liberarla. 

No fui capaz de cumplir algunos de sus encargos. Otros si. Pero especialmente ese último generoso, cuando me dijo SE FELIZ. 

Se que no volverá. Que se esfumó apurando la vida a su estilo, con coraje y con intensidad, con una enorme sonrisa.

Pero es que, al fin, no se ha ido. La reconozco en mil cosas a mi alrededor, en mil risas sinceras, en señales que me deja por cualquiera de los rincones de la vida, y que son para mi. 

Y la tengo bien guardada para siempre en mi corazón, mecida con cariño entre mis brazos.

Te Quiero, mi inmenso Amor.



Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€5,00
€15,00
€100,00
€5,00
€15,00
€100,00
€5,00
€15,00
€100,00

O introduce un monto personalizado


Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente



Abuelino en Camino

Donativo para llegar a Santiago

1,00 €

Rara

Va pasando el tiempo sin pausa. Después de “media vida” te das cuenta de que no aceptas según qué cosas, que no renunciarías a esto o a lo otro; que tienes el corazón ardiendo pero no estás para más mentiras, o más desengaños, o más sufrimiento. Que lo darías todo, pero no apuestas nada por conseguirlo; y hasta se te escapa sin alcanzarlo cuando lo tienes a tu lado. 

Perdonad que os diga, nos vamos haciendo personas raras. Muy raras. 
Queremos cuidarnos y dejamos abandonado el lado más importante, emotivo y relevante de nuestra existencia: el amor.
Y dejamos de regarlo. 

Yo soy así. Raro de esos.
Pero no dejaré de buscar a una persona rara que me complete.
Ya no busco corazones lisos, sino texturas. 

Mírame a los ojos. Se que te encontraré, allí donde estés. O quizás ya te encontré, y te dejé pasar incrédulo y descuidado. 
Pero volveré. Andaré el camino entero dos veces si hace falta, revisaré mil veces las estrellas para tomarte en mis brazos. Esperaré a que cada noche salga la luna brillante, y se disipe; y amanezca otro día para decirte, entre risas y lágrimas: 

Eres mi persona rara. Una rara bella, única e increíble, amor. 

Y sin remedio, sentir ese golpe en el pecho, el calor en las mejillas, la mirada brillante, y atraído irremediablemente hacia tu abrazo, acercarte al oído, susurrando, te quiero. ❤️ 


Solo es un sueño que no renuncio a vivir contigo.

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€5,00
€15,00
€100,00
€5,00
€15,00
€100,00
€5,00
€15,00
€100,00

O introduce un monto personalizado


Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Abuelino en Camino

Donativo para llegar a Santiago

1,00 €


Sobre la arena

Sobre la arena 
de la playa bonita 
deje mis lágrimas por ti 
Una noche de julio 
Un día cualquiera 

Mirando salir el sol
radiante 
abrazado con rabia 
a una promesa 
un ruego estéril 

Nunca me sentí tan solo
como aquella mañana
mientras rompía la oscuridad 
tiñiendo rojo anaranjado 
Aquel cielo de fuego 

Miles de días fui allí 
a ver amanecer otra vez 
Todas las que volví a ver 
me hicieron feliz 
Como predijo 

Sobre la arena 
de mi jardín de olas 
te prometí de rodillas 
Por siempre 
Y así estará en mi corazón 

Amor impasible

A cada paso su tormento y una liberación, 
feliz de estar contigo, 
en sueños. 

Toda la electricidad controlada, 
atrapada en leve abrazo, 
en un tímido beso. 

Sin querer despertar al genio, 
ni siquiera para pedir 
los tres deseos. 

Y la vuelta
cuesta arriba, 
deseando los deseos. 

Imaginando 
que te quedas 
jugando con fuego. 

Éramos tan diferentes, 
y me gustó tanto 
ayudarte. 

En el fondo del corazón 
ya sabíamos sin duda 
de lo imposible. 

Ya pasé por duelo. 
Tiempo oscuro 
asumiendo la pérdida. 

Pero la tensión 
tan adictiva, 
es imposible superar. 

Tan solo la distancia 
ayuda 
a superarme. 

No puedo asumir 
este reto, 
cerca y distancia sideral. 

Éramos tan distintos 
que imaginamos 
no iba a funcionar. 

Y brilla la luna 
en el mar, 
Amor impasible. 

Y amanece,
sin llorar, 
Amor impasible. 
Amor impasible

En el corredor

Corriendo la cuenta atrás para salir pitando. 
No sé muy bien si hacía el principio o el final. 
Claro que no es un momento normal. 
Siento el corazón estallar 
y no se que hacer, ...respirar. 
En el corredor, en el corredor 

Un camino nuevo, viejo 
Territorio abierto hacia la luna. 
Lo difícil solo depende de mi. 
¡No retrocedas! 
No es huir, es ...respirar. 
En el corredor, en el corredor 

Te buscaré sin rendirme. 
Cada paso me acerca, por fin. 
Siento latir tu corazón en un abrazo. 
Un papel en blanco para escribir. 
Estas a un paso, esta ahí. 
En el corredor, en el corredor