Amor otoño adiós

Amor otoño adiós. 
Que quiero vivir despacio e intenso este amor. 
Andar las calles, pisar los charcos, mojar la 
cara con la lluvia de caño. 
Despacio e intenso el abrazo frente a la estufa,     
agarrando el tazón caliente con las manos. 
Y la cara ardiendo, tus pies fríos, 
acurrucados, suplicando esta locura, 
acelerado el corazón, como si fuera la última, 
sin urgencias, pausado el tiempo,  
respirando agitado, acariciando lento. 

Amor otoño adiós 
Que es mi último suspiro. 
Y no quiero dejar herido
este viejo corazón dormido. 

Que fantástico sería 
volver a encontrar 
quien por mi daría la vida, 
porque ya le habría dado 
sin dudar la mía. 

Imposible renunciar 
a los sueños de colores, 
cuando miro junto al mar 
este jardín de amores. 

Brilla la luna llena
en el mar pizarra, 
brilla mi alma entera
mientras te abraza, 
amor. 

Y un solo instante,  
que fueron años,  
se esfumaron, cuando 
te fuiste de mi lado. 

Adiós noviembre

Sometido desde hace años a una cura de humildad que me está matando. 
He prescindido de todo, incluso casi de lo imprescindible, y no ha sido suficiente.

Cada cual es de cómo y con quien vive. Y esta forma de vida de supervivencia no es la mía. Al menos no la que me enseñaron y luché por conseguir. Puede que la halla perdido, pero si no recupero, no habrá vida para mi con dignidad. 

Solo la soledad me salva, huyendo despavorido de la vida social, incapaz de vivir solo. Imposible más incongruencias. 
Mudo, muero de ganas de gritar al borde del abismo, para escuchar el eco de vuelta reconocible, que …

El reloj de sol se me secó.  
Mi kentia abrió brotes nuevos. 
Y perdí la hortensia. 
Mi sombra no me acompaña de noche donde camino. 
La hora ya no me dura tantos minutos, o más. 
En casa no caben más libros. 
Las pelis nunca las termino. 
Llevo escrito “malo” en los labios. 
Calma ¿donde estás? 
La lata del café, otra vez vacía. 
Vacío el cargador del miedo. 
Y siento que te fallé.  
Cantemos otra vez esa canción… 
Otra vez  

Esquina

No se que esquina torcí hace poco que últimamente todo me sabe a despedida, a última oportunidad de disfrutar el momento.

Y es una sensación muy determinada, muy fuerte, y no admite duda. Como si de pronto me hubiera dado cuenta de que estoy en la última vez que puedo gozar de un encuentro, un amanecer, un noviembre, un salto o un viaje en moto. Como si me fuera a romper y ya no pudiera ser esto que estoy contando.

Algo tendrá el río cuando suena.

Empezó con la animadversión superlativa a los hospitales. Pero ahora lo percibo casi en cada cosa, en cada ocasión, en la última reunión de amigos, en el último abrazo. Así que al entrar en cada casa fuera a despedirme, en lugar de saludar. Y no encuentro donde estar a salvo de esta idea circular.

Excepto que mi corazón sereno está más cerca de encontrarte a ti, amor. 

Es noviembre, el aire huele a castañas, el frío hiela el alma. Lo digo porque …

Espera (la inspiración)

Con la mano alzada sobre el teclado, esperándote.  
Con la mente en blanco, queriendo llover.   
Y el miedo atroz a que la tormenta se lleve de golpe lo sembrado.   
La incertidumbre de quien vendrá hoy, y si serán suficientes los desvelos.   
Si la atención y el cariño no fueran suficientes para calmar el alma y los deseos.  
Otoño que acecha, y el día se abre con sol radiante, todo al revés.   
Y en mi cabeza tú.     
Buscando una señal, la nota que comience la canción de sueño que suena a lo lejos.  
Lágrimas, angustia, necesidad de ser feliz.  
Nada se cumple si no se cae el cielo encima hoy.  
Solo la transparencia infinita del Azul de los ojos de un bebé precioso, señal de que mi tiempo ya pasó.   
El eco repite cada vez: espera, espera, espera. 

Rompió la vida

Se me rompió la vida 
cuando te perdí. 
Hicimos planes para siempre 
que de pronto se esfumaron. 
Y me dejaron vacío, 
mirando al mar lejano, 
sin comprender aún 
que tú fin era el mío también. 

Me resistí con violencia 
un tiempo, que fue un suspiro. 
Pero al fin la evidencia
calló sobre mi, 
como el telón oscuro del teatro, 
poniendo fin. 
Y se rompió la vida
cuando te perdí.