Cabe un violín en una tumba

Mi querido Jesús:

Os echo de menos. Es normal. En primer lugar por la suerte de haberos tenido a tiro de una mirada, en estrecha cercanía tantos años y haber disfrutado de tus anécdotas, de tus anhelos, de tu vida y de tu música.
En estos últimos tiempos un poquito más alejado, pero entiendo que una persona tan generosa y espléndida, y con ese aura de luz intensa de colores y esa música que te envuelve, no podía acapararla, y necesariamente debe ser compartida.

Recuerdo esa tarde de hace años, en el balcón de casa, tú tocando el violín, los ojos de Toñi brillando, y al acabar, sin darnos cuenta, aplausos llegando desde ventanas y balcones cercanos. Y al asomarte, gente arremolinada en el rincón del jardín hasta donde fueron llegando en silencio siguiendo tu música cuál Hamelin.
Y esta fue una anécdota de mil.

Al contrario de otras actividades humanas, como la política, los negocios, o el deporte, que inexcusablemente dividen en bandos enfrentados a las personas, la música siempre une, sea del género que sea. Así un buen tema musical atrae a cualquiera que la escuche, ya sea flamenco, clásico, jazz, pop, rock o folclore, dejándote completamente en paz.
Se que experimentas y te dejas acariciar por la música, y entre tus instrumentos cuentas la Viola, la guitarra, el piano, el cajón…. Pero de todos ellos, y desde los aún cercanísimos cuatro o cinco años, el violín ha sido la continuidad natural de tus manos desde las puntas de los dedos, la extensión de tu persona, de tu manera de sentir y de ser, del respeto y el cariño inmenso al violín y a las personas que te escuchamos embelesadas.

Por eso cuando descubrí la cita:
Un violín cabe en una tumba
supe que era para ti. Desde muy niño y hasta el final de tus días, que deseo sea felizmente dentro de muchísimos años, el violín serás tú y te acompañará por siempre.

Os añoro. Es normal después de todo sois mi familia del corazón, aquella que elegimos, pero siempre en mi corazón, orgulloso y agradecido por lo que me diste.
Me calmo con tus grabaciones y mis recuerdos. Tú musica me da mucho, me aporta la tranquilidad y la calma, la alegría y la profundidad que necesito.

Cuidaros mucho. Cuídate mucho.
Siempre tuyo, con todo mi cariño y admiración. Luis

Jesus Reina

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s