Afortunado

Donde estás felicidad 
donde la tranquilidad 
Busco y necesito tu compañía 
pero, mi vida, estoy perdido. 

Donde está la recompensa, 
el dinero ata y mata, 
siempre corriendo 
tras su huella maldita. 

Y sonó un disparo en mi cabeza. 
Un estallido de gritos y lamentos, 
todo se vino a blanco. 
Menos tus manos y mis besos. 

En el camino de búsqueda
aveces te pierdes sin remedio, 
temes no poder encontrar
el de vuelta a casa. 

Y mientras la lluvia empapa mis zapatos. 
Voy saltando pisando charcos, 
corriendo al encuentro, 
en el número 32. 

Todo resumido en una mirada, 
el gesto tierno de mi niño 
cogiéndome la mano decidido. 
Allí está mi hogar afortunado. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s