Déjame querer

Déjame tener 
una historia de amor. 
La última vez, 
bajo el soportal empedrado 
del dique oscuro 
junto al mar azul. 

Déjame besar 
tus labios, amor, 
beber tus lágrimas, 
en tus mejillas, palidecer, 
tus ojos cerrados 
y yo sin perder. 

Abrázame 
como si fuera la primera vez,  
y la noche nos fuera a encender, 
tanto tiempo frío 
el corazón lo dejo correr. 
Siento tan cerca tu latido 

Y luego abandóname. 
Yo nunca te olvidaré. 
El viejo malecón 
se llevó mis sentidos, 
y te dejó atrás el tacón 
en el escalón donde bailamos fundidos 

de amor. 
Dos por cuatro,   
ritmo de nostalgia
y anhelos. 
Tango de amor 
perdido, de magia, 
llorado, vivo.
Querer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s