Silencio.

Me da pánico el miedo que provoco.   
Personas que no conozco y algunas que si   
me azotan con esto apenas me acerco.   
Retrocedo y callo, no doy más.   

Escondido tras mis párpados, bajo la vista al suelo.    
Y me quedo mudo, mirándote a ti,   
aguanto la historia todo el tiempo,   
mientras busco el espacio por donde salir.   

Y veo, que esta ansiedad mayúscula que ahora siento   
está recorriendo cada poro de mi piel.   
Me deja parado, me deja en silencio,   
buscando razones para sobrevivir.   

En un callejón oscuro, junto a la taberna.   
Paso atrás y silencio.   
Atrás.   
Y silencio.   
Silencio   
Y distancia.   

Estoy horrorizado con este miedo que provoco. Personas desconocidas y algunas conocidas me sorprenden con este sentimiento a penas me acerco.   
Y en mis adentros ardo en llamas.   
Cercenado por la respuesta, retrocedo en pánico.    
 Escondido tras mis párpados, bajo la vista al suelo, y entabló un diálogo mudo, en silencio, para mis adentros.   
Siento el rechazo que genero.   
Y siento fuego. Piensa, tímido el dragón.   
Mientras con una chispa de su nariz enciende el pico de la cortina, y prende el miedo. Otra vez ...
  
  
  
  

Abuelino en Camino

Donativo para llegar a Santiago

1,00 €

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s