Agota

Vivir agota.
Agota mucho si decides por tu cuenta vivir intensamente, sin freno, durante mucho tiempo.

Llega un momento en que sientes el peso de todo en la espalda, la falta de fuerza en las piernas, la visión nublada por la debilidad súbita, y el anhelo de parar, estar tranquilo, respirar. 

Pero es tan corta la vida, que no quiero permitir que se me escape, que no quiero olvidar lo prometido, que no quiero seguir perdido buscándote.

Te encontré.
Te encontré en la razón de seguir vivo, en el deseo de la próxima aventura, la última, lo prometo, hasta la siguiente.

Pero en esta voy a poner todos los sentidos y alma entera, para disfrutar como siempre de aquella manera, sin dejar de subir ni un peldaño de esta escalera, si entrando a la casa y en el balcón, estás tú, Luna llena. 


#abuelinoencamino

Donativo para llegar a Santiago Si quieres, ¿me puedes ayudar?

1,00 €

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s