De repente…

Cada día mil millones de historias de gente normal, que ninguna son verdad y todas son ciertas.
Y es que de cada certeza salen al menos dos historias.

Solo son cosas corrientes, que atraviesan sin más la vida, y siguen pendiente abajo, hasta desaparecer.

Historias irrepetibles, recientes. Que a nadie importan, que nadie siente.

Y que más da, si desaparecen. Historias de tren, de medio día, de media tarde.
Invisibles. Transparentes. Intangibles. 
Y de repente…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s