Media parte

Caminando a ciegas. 
Sin media parte, 
de naranja, 
de limón. 

Mi ojito derecho 
perdió la visión. 
El corazón parado 
de pulsación a 180. 

Un horizonte helado, 
un mar esmeralda. 
Mirando hacia el suelo 
el pico de tu falda. 

Escucho tu risa 
en sueños. 
No quiero esperar 
el momento de perder. 

No quiero esperar 
el momento de volar. 
Y volverte a perder, 
amor. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s