a noche

Cae la tarde, como un pañuelo gris cubriendo el paisaje. 
El dolor me llega desde lejos a través del corazón. Cubriendo una distancia inalcanzable, haciendo imposible acudir.
Los colores pierden el brillo y luego la tonalidad.
Todo se hace más sensible e intuitivo. Nada se ve con claridad, pero esta hora te deja de frente a ti mismo, a solas sin más.
Un zumbido sordo y agudo sucede al primer instante de silencio. Nada nuevo buscar algún atisbo de escuchar. 

Y en mi alma una inquietud antigua, una basta soledad abrumadora. La puerta que abre el torpe destino que me atenaza, que me rodea a veces con su tentación extraña. 
Solo pido que amanezca deprisa, que no sucumba a la promesa de encontrar el final que tanto me atosiga y me hace dudar.

Quiero andar un poco más. No necesito más. Mientras la luz cambia a noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s