Fin del sendero

Y el camino se pierde, 
donde dobla la esquina. 
Al llegar a este punto, 
perderemos la pista. 

Se abre el monte sin trazas. 
Se cierra el bosque entero. 
No hay senderos. 
No detengo la marcha. 

Abrir camino nuevo 
no me acobarda. 
Solo espero encontrarte 
posada en alguna rama. 

Sentada al borde del agua. 
En la puerta de embarque 
de la próxima escalada. 
Y quererte de esa forma descarada. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s