Estoy

Estoy dispuesto. 
Creo que ha llegado el momento. 
Y, a partir de ahora, 
a pensar en la siguiente aventura. 

No será sonada, 
ni la contaré cada día en la ventana. 
Discretamente, haré mutis.  
Y hasta siempre, afortunada. 

Sí será repentino. 
Las despedidas, si breves,  
mejor las olvidas.  
Un abrazo fuerte, si quieres.  

Y, mientras, 
el pulso acelerado.  
La ilusión intacta.  
Empiezo otra vida de gato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s