Suspiro

La mayor maldición es la certeza
de que en el futuro no hay esperanza.
Inútil seguir sin ganas.
Es difícil estar vivo.
Asomar la cabeza
al umbral de la puerta
y decidir qué punto del horizonte
vas a alcanzar hoy.

Llevo días sin salir
caminando solo en el pasillo
sin encontrar el motivo
para sacar los pies del tiesto
perdiendo en esta lucha fratricida.
A la primera va la vencida
si la luz se apaga de día
no se acabar con esto.

La sombra me invade.
Me inquieta la noche.
Los días se acortan.
No quiero reproches.

No dejo de soñarte.
no dejo de quererte
no dejo de pensarte
No dejo de morir de amor. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s