La historia de un pañuelo

Fue un regalo de hace tiempo. 
Es blanco y liso.
Únicamente una inicial bordada en un
extremo. 
No lo llevo para mi. Cuando a alguien
le hace falta, lo comparto. 
Ha sido paño de lágrimas de alegría y
tristezas. Todas para recordar. 
Agitado al aire para celebrar triunfos
de otros y como bandera para la
rendición. 
Arrojado a la cara como un guante en
un duelo.
Es mi pañuelo mi último consuelo,
el compañero final cuando ya no
queda nadie.
Nunca supe valorar cuánto lo quiero. 
Es la historia de mi pañuelo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s