Hace 59 años

Una noche como esta, cálida, tranquila, de verano recién estrenado, hace 59 años, andaba inquieto en el vientre de mi madre. Cuestión de espacio, supongo. Siempre he sido de buen tamaño, y mi madre me guardaba con mimo. Pero casi seis kilos de niño era ya una carga muy pesada de llevar.

Y no solo eso, también de ganas de descubrir todo lo que la vida me tenía esperando. La verdad es que la realidad siempre supera toda expectativa. Y mi vida, hasta ahora, me ha cundido y mucho.

Con la perspectiva de hoy, el mejor año de mi vida ha sido cualquiera de los últimos 60 vividos a tope, ¡ya te digo!

Claro que me puede la curiosidad de lo que me depara este que mañana temprano recién estrenaré nuevecito.

Si pudiera elegir, me quedaría con ser feliz, si tú me quisieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s