des_alma

Que difícil esta etapa, en la que te desprendes de casi todo y también toca finalizar proyectos que duraron toda la vida.
Es el momento de desalojar las habitaciones  donde pase la mayoría del tiempo, donde me encontré a solas muchísimas veces, donde madure los planes más trascendentes y emprendí los viajes vitales más lejanos.
Y de todo esto siempre guardé pequeños detalles, recuerdos intangibles y otros muy reales. Todos verdaderos.
Han sido tantos, que ahora que desalojo, no me caben en ningún sitio.
Y me cuesta. Me cuesta mucho, aferrado a mis recuerdos que son mi vida.
Ya queda poco. Desmontados los muebles, y encerrados en cajas, me entretengo solo en hacer regalos de algunas cosas que me encantan.
Y nada importa que esto de desprenderse, de alguna manera a mi me des_alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s