Amanece

El sol, perezoso y triste 
No quería levantarse. 
Y la luna le esperó 
para besarle.

A la orilla de tu mar 
y mi jardín de olas,  
mi musa selenita 
radiante amanece ahora. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s