Que fantástico sería 
volver a encontrar 
quien por mi daría la vida, 
porque ya le habría dado 
sin dudar la mía. 

Imposible renunciar 
a los sueños de colores, 
cuando miro junto al mar 
este jardín de amores. 

Brilla la luna llena
en el mar pizarra, 
brilla mi alma entera
mientras te abraza, 
amor. 

Y un solo instante,  
que fueron años,  
se esfumaron, cuando 
te fuiste de mi lado. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s