enfadío

Nos encontramos de frente con días eléctricos, cargados de tensión, a veces acumulada durante tiempo. Solo nos basta con mirarnos – ¿y tú qué miras? – o con encontrarnos en mitad del pasillo estrecho de casa. y rozarnos, como única agresión.

O hacer la pregunta  – ¿te vas a quedar? – la pregunta es lo que ve.


Entramos de lleno en territorio de conflicto, donde olvidamos el porqué, pero no cejamos, exhibiendo constancia y empeño como si ninguna otra cosa importara en este momento.


Hasta que encontramos el hilo del que tirar y desenreda el nudo, ceder sin herir, ni vencedores ni ofendidos, y fundirnos en ese abrazo nuestro, sanador con el que concluye el enfadío 

Nota.-  Pido disculpas. El término es INVENTADO, y enfadío no existe. Solo es una licencia poética. Alguna vez jugamos a inventar palabras, pero sin valor alguno, porque el lenguaje sirve para entenderse, y necesita de términos conocidos y comunes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s