Diapasón, y lento

Ahora soy 
un reloj lento, 
uno viejo que, 
sin fuerza, 
coge la tendencia de pararse. 
Y se para. 

Una canción 
preciosa, 
que se acaba. 
Una puerta, 
que dejó abierta para el aire, 
al alba.  

Sueño aventuras 
que no corrí, 
y ahora no puedo. 
Averiguando lo que soy 
y lo que fui, 
en el espejo. 

Al que te asomas curioso, 
a cada rato. 
Ese que te miente a diario, 
y te dice: 
estás igual, 
perfecto. 

El diapasón 
dejó de sonar. 
Silencio. 
El metrónomo 
se ha parado. 
 ... suena Mim 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s