Soledad y frío

Este otoño 
recién estrenado. 
El cubre en la cama. 
La madrugada, desgana. 
Siempre hace frío 
en soledad. 

Nada supera tu abrazo, 
que tanto echo de menos. 
Nada consuela. 
Nada desvela tanto 
como la soledad, 
en la que espero. 

Y muero 
a cada minuto 
que pasó sin ti. 
A cada paso 
que doy. 

No estoy feliz 
con nada. 
Tampoco 
en la mirada, 
se nota cansancio. 

Y agotando 
los días que me quedan, 
encerrado en mi cabeza 
el tesoro 
que viví. 

Con la esperanza 
de encontrarte a ti, 
entre tanto ruido, 
entre todo el silencio,
AMOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s