Diciembre

Se paso noviembre. 
Ayer.
Y no ocurrió nada. 
Solo,
día a día, 
el mes más bonito del año,
haciéndome daño 
sin compañía. 

Me abandonó mi alma. 
Encerrado en mi cabeza, 
viviendo una historia muerta. 
Transitando en un presente pasado. 
Condenado a no tenerte 
nunca a mi lado, 
sin entender 
que pasó. 

Final feliz para una desgracia, 
no supo a poco 
la mágia, 
no duele tanto 
la ausencia, 
sino la interminable esencia 
de tu olor 
en mi almohada.

Callado, recorro el camino
que se hace largo. 
Pasar página 
me cuesta tanto, 
si en la siguiente escribo: 
tu cara y tus labios
no vuelven, 
no olvido tus manos. 

Un débil lamento. 
Me esfuerzo en llorar para adentro.
Un ruego imposible. 
Un error sin tiempo. 
Un sueño, 
un infierno lento. 
Encendido, un último abrazo. 
Te quiero. 

Noviembre
El mes de los muertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s