Mil días

Los primeros mil segundos, 
de tortura.
Las primeras mil horas,
de parálisis y de locura.

Pero el tiempo sigue,
inexorable, cruel, 
pasando interminable,
sin piedad.

Ya son mil días, mil, 
un abismo 
que me enfrenta a mi mismo, 
con mis desvelos y mis dudas.

Son mil días sin ti,
amor
Son mil días de otra vida.
Que empieza 
Otra vez en primavera

LIMP2018@

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s