Imbécil?

Me refiero al imbécil de vocación, no al tonto de nacimiento.

El otro, el de vocación, aunque tiene posibilidades de formarse, tener criterio y dejar de ser tonto, le conviene más seguir siéndolo. O haciéndoselo.

Ese es insoportable. Si además sigue una causa con fe ciega, se convierte en un esbirro. Y hace daño.

Esos se creen superiores, y te llaman tonto o imbécil porque eres generoso o desprendido, porque no te importa ceder ante los demás.

Pero a mi no me importa ser tonto por dar. Lo soy a toda honra. Y en eso soy muy imbécil, quizás.

¿Alguien más se apunta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s