Padrinos

Al parecer hoy es el día de los padrinos. 

Cuando era jovencito, los sábados ayudaba a mi madre en la casa y haciendo los recados. Me enviaba con la bici a los encargos más lejanos. Entre ellos pasar a ver a mi abuela Engracia, mi madrina. 
Subía las escaleras a toda prisa, hasta llegar donde me esperaba en la puerta mi tía Mechi con su sonrisa más bonita.
Pasaba un rato sentado al lado de mi abuela, con su mano en la mía. Le preguntaba por su día, le contaba de las mías.

Hace muchos años de esto, pero ese rincón junto al balcón que miraba Puerta de Palmas, sentado con mi abuela, una súper madrina que me colmaba de dulzura y de alegría, sus manos entre las mías, mi tia Mechi desviviéndose, es mi preferido de mi colección de rincones de paz. 

Estoy seguro de que tanto era el cariño que recibía como el que daba. Hoy en el día de los padrinos, mi recuerdo y mi amor infinito a mi madrina más guapa. Una parte de cómo soy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s