No mires, ratón

Como ratones a la puerta del agujero, viendo la luz que abre el universo delante de nosotros, lleno de colores y olores, pero muertos de miedo, entre temblores, sin dar el paso definitivo hacia adelante, descontando todos los peligros y fatalidades que nos esperan ahí fuera, donde iríamos encantados a explorar y conocer nuevas experiencias y aventuras.
Pero esos miedos nos dejan paralizados, e impiden que podamos conseguirlos.
Y, al fin, atrapados en la ratonera, con una única salida, por delante, pero encerrados en nuestro círculo de confort y seguridad, muertos de miedo y sin esperanza.
Se cierra el círculo.
Que vida más fea. 
Que realidad más cierta. 
No sueñes, ratón.
No mires, ratón, hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s