En que momento

¿En que momento nos dimos cuenta?
¿En que estábamos pensando, cuando nos atrevimos a intentarlo, sin más?
Cegados por la euforia, la felicidad de sentir de nuevo, de acariciar la cara de un sueño, sin vergüenza ni decoro. 
Construir un viaje inédito en mitad del desierto de afectos que era nuestro paisaje habitual, hasta ese momento. 
Salimos disparados hacia la luz, persiguiendo un impulso súbito, como el que encuentra la salida a un laberinto subterráneo, respirando intensamente para recuperar oxígeno de la tremenda apnea soportada.
Solo es posible ver en el espejo de la cara, que es la tuya, los ojos brillantes, los pómulos encendidos, la sonrisa abierta.
Alterado, recibo las descargas de energía que generas y se cruzan con las mías, cosquillas en el estómago, y derroche de alegría y fantasía. 
Es amor. Lo sé. Lo sentí. Correspondido y locura. Imparable. 
Y ahora, … 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s