Como cada día

Como cada día, este viene lleno de luz, de miles de cosas donde mirar con curiosidad, donde aprender.

Gestos que descubrir, personas que se cruzan delante de mi. El cielo, completo, lleno cada día distinto. Y respirar.

Excitante la sorpresa escondida en cualquier minuto del día. Y las personas, todas, algunas conocidas; otras por descubrir. 

Los colores, inmensa la gama de colores que estimulan, con sus matices y sus sombras.

Los aromas, cada día distintos, reconocibles los de casa o los de la infancia.

La música aparentemente monótona, que va ajustando su ritmo a cada hora, compartiendo el viento a través de los árboles, las voces de los vecinos recién llegados, los pájaros que acuden en pareja a saltitos en el alféizar, el fuerte soplido de los aviones del aeropuerto cercano. Y el silencio.

En una aparente quietud, ves crecer a los pequeños. Mientras, tú espejo mágico te sigue mintiendo cada día, y te ves igual.


Todo lo hecho de menos cada día, para disfrutarlos cada vez, al siguiente. Y cada vez irrepetible. 

Y el futuro, ¿Como perdérselo, si es mañana?

Un comentario sobre “Como cada día

Responder a liseterna Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s