Un julio de ayer

Nunca superas haber sido brutalmente feliz, y haberlo perdido. Nunca sabes realmente como pasó, por qué  pasó. Y con el correr del tiempo acabas no sabiendo cuando pasó. Siempre te parece que fue ayer.

Nunca te planteas olvidar. No puedes olvidar. No deseas olvidar. ¿Como olvidar tu piel?

Es difícil superar algo así. Es cuestión de tiempo aprender a vivir otra vez. Es cuestión de tiempo. El tiempo pasa inalterable a tus emociones, imperturbable. Avanza incansable. Y se consume; me consume.

Nunca superas haber sido brutalmente feliz, y haberlo perdido, otra vez.

Son cosas del mes Julio, del año de ayer.

Y sin embargo agosto …

(Fin del cuento)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s