Una meta más

Hoy por fin alcanzamos una meta difícil que teníamos planteada a mitad del camino.

Hoy sufrimos para llegar puntuales. Y trabajamos en equipo hasta perder el aliento. Siempre cuesta desprenderse.

En mitad de este barullo nos dio tiempo a repartir, dando a cada uno lo que pudimos. Mejor ser generosos. Eso ayuda a vivir.

Gracias a los que ayudaron, y a los que aceptaron lo que dimos de corazón. 

Una parte pequeña era de mi. La otra parte, la más abundante, fue sin duda de quien lo ayudo a construir. Y con una sonrisa gigante siempre nos pidió: se feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s