Des (todo) controlado

Once once, veinte veinte. 
Corre, corre, que se siente. 
Mira, mira, a la gente  
Cierra, cierra que caliente. 
Dame, dame de tu fuente. 
Vete, vete de mi mente. 
Huye, huye la serpiente. 
Abre la puerta que entre. 

Calor, sabor, confort  ... error. 
Viene siempre por la calle
y nunca le ve nadie. 
Es cazadora furtiva,  
del amor mi enemiga. 
Y no sale de mi cabeza. 
La miro con extrañeza. 
Castigo el del silencio 

durante todo el invierno, 
sueño, sueño, sueño. 
Y no debo. 
Y quiero. 
Y solo ruego 

un rato, barato. 
Un café y una sonrisa. 
Deja que vea tu camisa. 
Quitate el velo 
un instante 

que me muero
por tu besos. 
Y siempre de eso 
se muere de amor.  
Infierno y cielo.

Inspirado en C.Tangana “Tu me dejaste de querer”

Escucha