Sin querer

Cuantas veces 
de camino a no sé qué
pasé junto a ti
y quise mirarte

Cuantas veces
entrando por la calle
pase junto a tu pelo 
y no quise ni rozarte 

Cuantas veces
de regreso a mi casa
pase junto a tus labios
y no quise mirar

Renunciar a ti sin querer
Y quererte toda para mi
Es volverte loco de una vez
Es querer morir sin vivir

Eres tú mi virtud 
Y la soledad abrasadora que me provoca tu ausencia
Solo pido clemencia
Y que sea breve el final.

Siento un dolor insoportable atrapado en mi pecho
Por eso doy por hecho
que te quiero de verdad

Niégame un beso
Porque siempre de eso
se nos va la vida
Y te queda solo amor

Corazón

Corazón vacío 
Corazón dolido
Corazón llorando
Corazón dormido
Corazón contigo
Corazón herido
Corazón marcado
Corazón torcido
Corazón doblado
Corazón robado
Corazón soñado
Corazón mendigo
Corazón buscando
Corazón temblando 
Corazón dudando
Corazón perdido
Corazón dorado
Corazón delirio
Corazón sangrando
Corazón maldito
Maldito corazón Mío

Por los aires

Mi padre me echó por los aires cuando era un bebé.

Era su primer varón. No sabía, el pobre, lo que venía tras de mí.

Desde entonces siempre ha sido un referente. Como mis hermanos eran más ruidosos que yo, siempre me mantuve en un discreto segundo plano. Hasta hoy. Siempre pendiente de él, fue mi maestro en todo. Me enseñó a leer y escribir. A pensar y a descubrir. Me transmitió su pasión por los coches, los libros y por el deporte, aunque eso lo superamos al poco. Pero esas simientes fueron fundamentales.

Siempre un paso detrás de él, aprendiendo en silencio.

Nunca me abracé tanto a mi padre. Nunca sentí tanto su abrazo como esta última semana en la que le ayudaba a caminar, a asearse, a sentarse o a levantarse. Ha sido profundo y permeable. Ha sido Amor paterno y amor filial. 

Y es que me padre siempre me llevó por los aires.

Nota a nota

Nota a nota 
la vida pasa
casi sin darme cuenta
cambiando de color
cambiando el olor

Esperando que venga
una nueva libreta
que desnude mi alma
en la escalera

Te di todo         
lo que tenía            
y fui egoísta              
por conseguir                 
 que fueses      
más de un día          
el alma mía

Menos mal

A veces, la vida 
le da por complicarse
por hacerte dudar
Desordenada y fugaz

Menos mal que nos queremos 
Que nos sentimos tan cerca
Sin importar la distancia 
y los desiertos de por medio 

A veces, el aire 
nos trae suspendida
la luna gigante
Llena de ausencias

Menos mal que nos queremos
Que nunca olvidaremos
emborrachados de besos 
las noches sin fin