Ordinario y natural

Volver a ser un ser normal. Volver a estar detrás. Volver a no pensar mal jamás. A ser distinto de los demás.

Y respirar el aire del mar junto a la orilla, sin mirar atrás. Dormir seguido sin despertar, sin inventar, sin arriesgar.

Pasar los días para esperar que al fin acabe de terminar el vaso largo de agua fría. Y respirar, o no respirar.

Se acabó el tiempo. Y sin lamentos, el plan dejó de ser luchar, inventar, soñar.

Y me gustaría tanto el último viaje, largo, intenso, sin apenas equipaje. Casi sin destino, al abordaje.

Agarrando firme y libre el manillar, trazando sin dudar la última curva, las enlazadas lentas, saliendo a su velocidad justa del zig zag.

Y disfrutar tranquilo de la carretera abierta, de la parada haciendo amigos. Sintiendo libre el cansancio que no pesa.
Creer que cruzo entera la tierra.
Explorar sentidos distintos, para perderme, y no volver jamas.


Detrás de la puerta

Necesito unas gafas que me abra la puerta que ahora está cerrada.
Que me ayude a oír susurros, y canciones lejanas de madrugada.
Unas mágicas que apague y encienda los días cada tarde y cada mañana.
Y la mañana de mañana, subido encima de una colina de nubes esperando que el calor descubra el horizonte verde y ocres, con brisa suave y gotas de rocio, antes que acabe la primavera.
Cerca ya de Galicia.




Abuelino en Camino

Donativo para llegar a Santiago

1,00 €

De luz

En un mes de agosto, pasado ya los calores, de madrugada temprano, con olor a flores y roció, de un ser de luz, entre risas, viniste tú. 
Nunca nadie antes había concitado tanto amor, tanta dulzura y felicidad a su alrededor. Viniste a unirlo todo a darle sentido. Te podíamos haber llamado Amor. 
Has crecido, te has hecho guerrera, sin dejar de ser cariñosa y gentil. 
Mi rubia peligrosa, como tú madre no pierdas nunca tu genio, que es la risa. 
Siempre con miedo de que te hagas daño, mi niña preciosa, pero me has demostrado que puedo confiar en ti. 


#abuelinoencamino

Donativo para llegar a Santiago Si quieres, ¿me puedes ayudar?

1,00 €

Informe de daños

La primera etapa reina. 
Todos los objetivos incumplidos: más de treinta kilómetros, por carretera, terreno durísimo, agotado, obcecado con llegar al final de etapa, fin de etapa en alto, exceso de peso también en el equipaje, hiperpendiente de RRSS y mensajes, sin batería, sin agua…

Dolor costal izquierdo punzante. Molestia por carga en hombros. Nivel de estrés máximo. Ansiedad controlada. Rendición.
Pido auxilio y rescate. Abortamos el plan A.

A la espera de decidir si paso por urgencias para consulta de dolor y recupero en dos días, y seguimos, o cancelamos. 

Aprendido la diferencia entre la belleza poética de un plan maravilloso, y la tozuda certeza de la realidad. Ahora toca mediar entre ambos estímulos y desgastes. 
No por mucho caminar se llega más temprano. No hice caso y perdí.

Le di la espalda a la humildad. 
Los excesos se pagan. ¡Anda que no! 
Pero vengo a aprender a disfrutar.







#abuelinoencamino

Donativo para llegar a Santiago Si quieres, ¿me puedes ayudar?

1,00 €

A las andadas

Volveremos.
Volveremos de forma tozuda a las andadas, tropezando torpemente con la misma piedra.
Y así una oleada tras otra.

El efecto llamada de salir a la calle pitando, de juntarnos hasta estrechar la distancia de seguridad, casi a tiro de un abrazo. Ese efecto llamada supera los miedos, nos hace olvidar los peligros y nos mete de lleno, otra vez, en el problema.

No puede haber duda que, a pesar de las vacunas diversas e inciertas, empezaremos el año nuevo contagiados y contagiando.

Mi madre, que es maestra, cuando de pequeño lloraba desconsolada e incansablemente hasta olvidarme de por qué, se “inventó” un término que aún me acompaña. Me decía “no seas temoso”.

No tenemos remedio. Nos quejamos, nos espantamos de miedo, escandalizados nos ponemos “temosos”. Y luego nos juntamos abrazándonos y contagiándonos en otra nueva oleada, de la que solo cabe esperar a contar la incidencia … y los muertos.

Y luego, de nuevo emocionados y “temosos”, quizás gritaremos ¡que vivan los muertos!

Bienvenido año nuevo 🪅 

Alguien

Alguien nos escribió 
lineas en el cielo. 
Anillos abiertos 
que anudaban 
un principio de cadena. 
Un saludo en la arena: 
Felicidades por lo intentado.

Fue esta mañana, 
apenas después 
de haber dormido 
Y luego llamaste excitada. 
Ya me lo dijiste antes: 
lo habías conseguido 
            !Volar!

26 Inventario (rev.)

Rimas flotantes

Esto no es un poema de amor
Ni una declaración de intenciones,
Es solo una exposición
De mis anhelos y mis pasiones.

Ansío estar siempre a tu lado,
Llenar tu mochila de mis razones,
Volver a ser el mago
Que te colma de ilusiones.

Viajar contigo por el mundo,
Descubrir los más bellos rincones,
Abrir caminos juntos,
Perdernos en los fogones.

Disfrutar de lo cotidiano,
Atiborrar de risas los cajones,
Cogerte de la mano,
Enseñarte mil canciones.

Quiero ahogarme en tus labios,
Quemar todos los colchones,
Y amanecer embriagados
De ternura, arañazos y sudores.

Acariciar tu espalda desnuda,
Enredar mis dedos en tus mechones
Y dejar la tristeza muda,
Que se abracen los corazones.

Aprender el ADN de tu alma,
Enseñarte mi manual de instrucciones,
Compartir el hambre y las ganas,
Los ímpetus y las devociones.

Y deseo marcar tu calendario,
Con “te quieros”, besos y emociones,
E incluir en…

Ver la entrada original 10 palabras más